El regante aprovecha estos dos meses de parón agronómico para instalar las tuberías principales

Aunque apenas tiene tiempo en el que no haya nada que hacer, sí es cierto que septiembre y octubre son de los meses más relajados para muchas explotaciones de regadío. Así, es este el periodo en el que el regante aprovecha para enterrar las tuberías principales en la parcela, de las que más adelante se nutrirá de agua cualquier sistema de riego, ya sea pívot, aspersión o goteo.

En estos trabajos nos centramos ahora en Irconsa, en colocar tuberías de PVC de los diferentes diámetros que demanda el agricultor. “Es un sistema más económico que el de las superficiales de aluminio. Además, al ser subterráneas no estorban y tampoco dan problemas”, defiende Fernando Sánchez, Gerente de la empresa.

La instalación incluye las salidas para conectar los diferentes sistemas de riego que se conectarán después en la finca. Las tuberías de PVC enterradas pueden funcionar correctamente durante 30 o 40 años sin dar un problema.

Con las obras que estamos llevando a cabo en estos días, el regante podrá atender las necesidades de agua de sus cultivos durante la campaña que se inicia en breve.

Publicado en Sin categoría.