El regante intensifica su apuesta por sistemas de riego más cómodos para atender el cultivo

La cobertura va a menos un año tras otro. Quitar y poner tubos y aspersores supone un trabajo pesado, laborioso y para el que es necesaria cuanta mano de obra sea posible; una cantidad de operarios de la que el sector cada vez carece más. Todo esto supone que el agricultor este sustituyendo los sistemas móviles para aplicar agua por otros fijos, que apenas requieren trabajo para ponerlos en marcha.

Testigos de esta tendencia son en Irconsa, la empresa especializada en riego con sede en Serrada (Valladolid). Distribuidores de RKD, su actividad se centra estas semanas en instalar pívots en fincas que tienen aspersión móvil. “Cada vez los ponemos en fincas más pequeñas, de diez o quince hectáreas, en las que antes era rarísimo eso”, explica Fernándo Sánchez, de Irconsa. “Es más cómodo. Lo ponen y se olvidan ya…”, justifica.

Estos sistemas, además, posibilitan la aplicación de agua más eficiente, con menor presión y caudal. Así, ahorran en agua y en energía. También están listos estos pívots para funcionar con energía fotovoltaica.

Las lluvias condicionan algo los trabajos en esta época del año, pero es el momento de hacer los cambios necesarios con el propósito de que todo esté listo cuando comience la campaña de riego en primavera. Para los leñosos es más habitual colocar sistemas plurianuales como el goteo. En Irconsa también dedican parte de su actividad ahora a la instalación de tuberías enterradas.

Publicado en Actualidad.